domingo, 24 de febrero de 2013

¿"La educación a distancia es menos eficaz que la enseñanza presencial?



¿"La educación a distancia es menos eficaz que la enseñanza presencial?
......................................
Traducido del texto original : 
«L’enseignement à distance est-il moins efficace que l’enseignement en présence?» Publicado en el portal de apoyo a la pedagogía universitaria de la Universidad de Quebec. Canada. Publicado por Lucie Charbonneau (2013/01/24)- Para acceder al sitio de la versión original (en francés) haga clic aquí.  
......................................

«De acuerdo con las investigaciones en el campo de la educación, esto no sería  cierto»:

- Bernard et al. (2004) examinaron los resultados de 232 estudios que comparaban los efectos de la educación a distancia con los del modelo presencial, teniendo en cuenta tres criterios: el aprendizaje, las actitudes hacia el curso y la perseverancia.  En general,  este meta-análisis mostró que no hay diferencias significativas entre los dos métodos de enseñanza en lo que concierne estos tres criterios. Cuando la educación a distancia sincrónica es comparada con el modelo presencial, los efectos son mejores en la segunda categoría. Sin embargo, cuando la educación a distancia asincrónica es comparada con el modelo  presencial,  los estudios muestran que los efectos del modelo a distancia son mejores en cuanto al aprendizaje, la actitud hacia el curso y la perseverancia.

- Sitzman et al. (2006) analizaron los resultados de 96 estudios que comparaban el modelo en línea con el aprendizaje presencial. Su estudio llega a la conclusión que la primera categoría es un 6% más eficiente cuando se trata de conocimientos conceptuales o declarativos y cuando los métodos de enseñanza son similares en ambas modalidades (presencial y en línea).

Cuando se trata cursos centrados en conocimientos procedurales,  los efectos sobre el aprendizaje son similares en ambas modalidades. Además, el estudio muestra, que el modo mixto es más eficiente que el método completamente en línea.

-  Otro meta-análisis, más reciente (Means et al., 2009), basado en la revisión de los resultados de 46 estudios llevados a cabo con estudiantes de post-secundaria y estudiantes adultos, encontró que aquellos estudiantes que asistieron a una formación total o parcialmente en línea obtuvieron en promedio mejores resultados de aprendizaje que los que siguieron el mismo curso bajo el modelo presencial.  Sin embargo, las diferencias son moderadas.

Los investigadores, advierten sin embargo que hay que evitar una lectura e interpretación muy rápidas de estos resultados  ya que cada uno de los cursos analizados, en las diferentes modalidades (presencial, en línea o mixta) puede diferir uno del otro, de manera sustancial e igualmente que existe una gran variabilidad entre los resultados de los distintos estudios.

Según los expertos lo que garantiza la eficacia de un curso, es la combinación inteligente y planificada de los diferentes componentes y medios  y es en este sentido que una buena ingeniería pedagógica o diseño pedagógico (instruccional) de un curso cobra importancia. Un curso mal diseñado, ofrecido a distancia o bajo el modelo presencial  seguirá siendo un curso mal diseñado en cualquiera de los dos contextos…. Según Clark, (Clark, Dessus, Marquet, 2009), los ingredientes  ACTIVOS en los procesos de enseñanza-aprendizaje son ante todo el método de enseñanza y los conocimientos previos de los estudiantes al momento de comenzar un curso.

Igualmente los investigadores agregan que las tecnologías, cuando son bien escogidas y aplicadas, pueden llegar a ser herramientas de mediación del conocimiento que pueden contribuir a una implicación-participación cognitiva  más activa de los estudiantes. (Jonassen, 2000; Kommers et al., 1992).


Referencias (en Francés e Inglés):

  • Bernard, R. M., Abrami, P. C., Lou, Y., Borokhovski, E., Wade, A., Wozney, L., Wallet, P.A., Fiset, M. et Huang, B. (2004). How does distance education compare   with classroom instruction? A meta-analysis of the empirical literature. Review of Educational Research, 74(3), 379-439.
  • Jonassen, D. H. (2000). Computers as mindtools for schools:  Engaging critical thinking (2e éd.). Upper Saddle River, NJ : Prentice Hall.
  • Sitzmann, T., Kraiger, K,  Stewart, D. et Wisher, R. (2006). The comparative effectiveness of web-based and classroom instruction: A meta-analysis. Personnel Psychology, 59(3), 623–664.

6 comentarios:

  1. Interesantísimo tu post!. Agradezco encontrarme con este nivel de información y de que la hayas compartido. Llama la atención estos resultados, pues, por ejemplo, en mi institución, se está observando una experiencia de virtualidad en una asignatura, que hasta la fecha no se le percibe impacto en cuanto a deserción de los estudiantes, pero no se han efectuado valoraciones de tipo formal aún...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, efectivamente los estudios referenciados en el artículo son sumamente interesantes y nos muestran que no existiría una brecha (como muchos lo afirman) entre los dos modelos… Ahora bien, es necesario que tengamos en cuenta que el contexto en el que estos estudios han sido realizados (Norteamérica y Europa) puede ser un factor que influye de manera importante en el tipo de resultados obtenidos.
      Quiero decir que en estos contextos (países del hemisferio norte), los estándares académicos y de calidad de los dos modelos de educación (presencial y a distancia) son más homogéneos – similares entre ellos - que en nuestro contexto latinoamericano. Es decir que en estos países la educación a distancia y la educación presencial tienen un mismo valor y se les da la misma importancia y apoyo en todo sentido (recursos económicos, recursos humanos, infraestructura, reconocimiento de los diplomas, e importancia de la misión educativa y de formación, etc.), la educación a distancia no es vista como un modelo « subyacente » de menor calidad que no tendría la mismo valor que el modelo presencial…
      De todas maneras como se dice en el artículo, este tipo de resultados deben ser interpretados con mucha discreción y sobre todo teniendo en cuenta el contexto de aplicación, el tipo de cursos, los estudiantes, los docentes, el nivel del curso… cada uno de estos elementos puede influir en los resultados obtenidos.

      Eliminar
  2. Excelente artículo. Es muy importante que se comience a investigar sobre la comparación entre las modalidades presencial y distancia; no para determinar cual es mejor, sino para derribar mitos sobre la poca calidad de la educación virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario Raul... En Latinoamérica, mucho se ha escrito sobre las diferencias entre los dos modelos, sus riquezas, sus desventajas, la convergencia entre los dos modelos, etc. Sin embargo no estoy completamente seguro de que se hayan realizado estudios científicos sobre la eficiencia de los dos modelos educativos en nuestros países. Efectivamente como usted lo dice, sería importante que este tipo de estudios y análisis se hagan para determinar los verdaderos niveles de calidad y de eficacia de los dos sistemas educativos.

      Si me equivoco y que usted o alguien más tiene información sobre estudios científicos realizados sobre este tema en Latinoamérica, no duden en compartir esta información a través del blog.

      Raul, le recomiendo ver la respuesta al comentario de Martha, de pronto le puede interesar...

      Eliminar
  3. Hola,

    me gustaría compartir tu post en mi web sobre formación online. La web es www.formaciónonline.com, e incluiría el post entero o ligeramente modificado, reconociendo tu autoría con un link a esta web.

    Te parece bien?


    Muy interesante el artículo, gracias por compartirlo.

    un saludo y gracias

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante el estudio. Gracias por la información. Me gustaría acceder directamente a los resultados. ¿Me puedes facilitar la referencia? Estamos ahora en un proyecto europeo para la construcción de una plataforma y nos puede ser muy válido.
    Un saludo

    ResponderEliminar